Armónica y efectos

Armónica y efectos

Antes de pensar en Armónica y efectos para cualquier armonicista hay algo trivial, tener un micrófono. En el mercado hay diversos tipos de micros que cada uno aportará un tono diferente acorde con lo que cada uno prefiera. También es habitual usar algún tipo de previo, estilo un Class A jFET preamp que aporta un sonido limpio y cálido hasta un tono tipo Chicago Blues.

Para tocar la armónica y sonar limpio lo más cómodo es conectar el micrófono directamente a un mezclador, mixer, sonando a través de la PA.

Para el uso de efectos va a gusto de cada uno pero no todos los efectos que se utilizan con la guitarra no son adecuados para usar con la armónica. Esto se debe a, según el pedal escogido, cabe la posibilidad de que aparezca nuestro colega el “feedback“, acople, que es tan molesto.

Efectos muy utilizados:

Son pequeñas cantidades de delay y reverb para el blues tradicional o jazz. Pero también, según el género que toques o la forma de interpretar, hay muchos otros efectos que pueden aportar algo de profundidad y tono único. Estos pueden ser delays con o sin tap tempo, para ecos largos al compás de la música. Octavadores, estéreo chorus para dar más consistente el tono, incluso algún sintetizador. Podemos pasar por diferentes trémolo, panning, autowah, filter, phase, flanger para aportar movimiento.

Continúa sabiendo más sobre Armónica y efectos en la segunda y tercera parte de este post. En estos post trataremos problemas típicos como el feedback, que pedales escoger, micrófonos y tipología de micrófonos utilizados por armonicistas.

Armónicas y efectos. Parte II

Armónica y efectos. Parte III

Recommended Posts

Leave a Comment